JUDAISMO HUMANISTA

O Judaismo Humanista é a pratica da liberdade e dignidade humana

Slijá en hebreo se puede traducir como “disculpas”, “pedido de perdón”, “propiciación”. Las Slijot, por lo tanto, están relacionadas con un sentirse o saberse en falta, y en procura de restablecer la armonía perdida a raíz de la falta (error, pecado, etc.). Siendo así, las plegarias denominadas Slijot son recitadas en las ocasiones que se está buscando el “perdón”, “la reconciliación” (con el Eterno). Así que se pronuncian en los ayunos públicos, en la época previa a los Iamim Noraim y en los momentos de desastre nacional. Las más recordadas son las que anteceden a Rosh Hashaná.
Las Slijot están elaboradas como un tipo de poesía litúrgica que contribuye a mover a la persona a la reflexión y al arrepentimiento sincero. El núcleo de estas plegarias gira en torno a los 13 atributos del Eterno, enunciados por Moshé al rogar el perdón divino por la terrible trasgresión de sus dirigidos (Shemot/Éxodo 35:6-7). A esto se le añaden himnos, plegarias, confesión pública de pecados, súplicas y otras oraciones que sirvan al objetivo de provocar el arrepentimiento sincero. Se las pueden hallar en publicaciones que suelen llevar por título: “Slijot”. En cuanto a las melodías, son variadas y dependen de los usos de cada comunidad, si bien las hay aquellas que se han hecho famosas.
Según la tradición, la persona que madruga para recitar las Slijot, debe cuidarse de no dormitar en el rezo de Shajarit, como dijeron nuestros Sabios: “No se debe descuidar lo principal por causa de una costumbre secundaria”. Por consiguiente, quien no puede contener su sueño en el rezo de Shajarit, es conveniente que recite las Slijot antes de Minjá o a la medianoche.
A los estudiantes de Torá que la recitación de las Slijot les provoca cansancio y de

esta forma no logran estudiar correctamente, se les aconseja recitar las miamas a la medianoche, y si no consiguen un minián para ello, por lo menos es recomendable que las reciten los días lunes y jueves. Asimismo, en los “Diez días del arrepentimiento”, deben esforzarse para recitar las Slijot todos los días.
La plegaria de las Slijot debe efectuarse con temor y reverencia y no se debe apurar en su lectura. En el momento de las Slijot debe cada persona concentrarse, arrepentirse por sus faltas y comprometerse a mejorar sus acciones.
Las Slijot pueden decirse también sin la presencia de un minián (diez personas mayores de 13 años). Asimismo, el que recita las Slijot sin minián, debe omitir todos los pasajes en arameo, porque los ángeles no comprenden este idioma y no elevarán el rezo al Todopoderoso.
Sin embargo, en presencia de diez personas se recitan estos pasajes ya que el Todopoderoso se encuentra con este grupo de creyentes y no necesitan de la mediación de los ángeles. Rashí, el exégeta bíblico basándose en el Tratado de Rosh Hashaná, explica que esta plegaria se refiere a las “Shalosh Esre Midot” (los Trece Dones Divinos), que cuando Israel los recuerde ante Dios, va a ser escuchado y correspondido, ya que la Piedad de Dios es infinita.
Las modernas tecnologías llevaron a los rabinos a determinar que la persona que escucha las Slijot de la radio, si el programa es en diferido, o sea que ya ha sido grabado, no puede contestar Amén pero si las Slijot son transmitidas en directo o si las escucha a través de parlantes colocados en el Templo, puede contestar Amén.
De todas formas, a pesar que puede contestar no cumple con la mitzvá (el precepto) hasta que escuche la voz del propio jazán personalmente

Exibições: 63

Respostas a este tópico

RSS

© 2019   Criado por Jayme Fucs Bar.   Ativado por

Badges  |  Relatar um incidente  |  Termos de serviço