JUDAISMO HUMANISTA

O Judaismo Humanista é a pratica da liberdade e dignidade humana

La perasha de esta semana (porción semanal de la tora que se lee semanalmente) es del libro de Bamidvar (Números) cuarto libro de la Tora.

Trabajo en equipo

En dos lugares la perasha habla de la división de responsabilidades y no cargar con todo el peso del trabajo. Al comienzo habla de cómo de dividiría el trabajo en el Mishkan (tabernáculo), el cual se realiza a manos de Aharon y sus hijos, siendo él es el Sumo Sacerdote y sus hijos los que seguirán por descendencia. Ellos son los responsable de todo lo relacionado con el quehacer religioso y ritual. Como vimos en perashot pasadas, el Cohen realiza todos los sacrificios que el pueblo tiene que ofrecer, tanto los sacrificios personales, como los de toda la comunidad, como en caso de festividades. Esto es un trabajo demasiado pesado para una persona, por lo tanto leemos que se unen a estas tareas los Leviim "Y daré los leviim a Aharon y a sus hijos, entre los hijos de Israel para oficiar el servicio de los hijos de Israel en el tabernáculo" (Bamidvar 8:19).

Durante el recorrido y las caminatas largas por el desierto, y entre lugar y lugar, el pueblo mañana a mañana recibe el "Maná", el cual como explica la perasha "El maná era como la semilla del cilantro y su color como perlas de bedelio[1]" (11:7), el cual el pueblo recolectaba todas las mañanas y "lo molía con molinos de piedra o lo majaba con morteros y lo cocía en ollas y hacía con el tortas y su sabor era como de aceite fresco" (11:8). El Maná el pueblo lo viene recibiendo ya un año, desde la salida de Egipto, la perasha relata que el pueblo está ya en el segundo año de su recorrido, al parecer quisieron cambiar el sabor, comer otra cosa, ya no les es tan rico el Maná, por lo tanto leemos que "cuando caía el rocío sobre el campamento el Maná caía sobre él y Moshe oía el llanto de la gente a la entrada de cada tienda" (11:9-10; no recomiendo dar la misma comida durante todo el majané). Al ver esto Moshe entró en una situación de desesperación, de frustración, no sabía lo que hacer y se dirigió a Dios y le presentó su renuncia, "Yo no puedo soportar solo a todo este pueblo, es demasiada carga para mí. Si a esto me destinaste, te ruego me des la muerte" (11:14-15).

Esta no es la primera vez que Moshe tiene que afrentarse a inconformidades del pueblo, si no tienen agua, si no tienen comida, si los egipcios los persiguen, el pueblo sigue añorando los días en los que vivían en Egipto, donde – dentro de los que cabe – comían bien "Recordamos el pescado que comíamos en Egipto, los calabacines, los melones, los puerros, las cebollas y los ajos" (11:5).

La respuesta de Dios fue dividir el trabajo de Moshe, agregar gente a las tareas, "Reúneme setenta hombres de los ancianos de Israel que sean escribientes y llévalos al tabernáculo de reunión y haz que te acompañen… y cargarán contigo la carga de llevar a este pueblo y no lo cargarás solo" (11:16-17).

En el relato vemos a Moshe, quien a pesar del buen líder que puede llegar a ser, reconoce que solo es demasiado para él, incluso llega al límite y renuncia de su cargo, si llegó al punto de renunciar es porque él ya no se ve como apto para llevar el cargo que se le dio, sin embargo, quien está sobre él no renuncia a Moshe y busca una solución, la cual es la división del trabajo. En la Tnua y en el día a día mas de una vez nos encontramos con estas cuestiones, gente con tafkidim centrales, o con una tarea específica, que con el tiempo, y sin darse cuenta, concentran todo el trabajo y lo hacen solos, llega el momento en que no se puede mas, llega al punto de la frustración porque nada avanza a pesar que se está dando un 100%, la seguridad personal disminuye y la primera conclusión a la que llegamos es que no somos aptos para el tafkid, o para la tarea que tenemos, y no pensamos que si estamos en ese lugar o se nos confió la tarea es porque sí lo somos, solamente es necesaria una pequeña ayuda dividir la tarea.

Con Aharon se propuso la solución antes de llegar al límite y también éste renuncie, al parecer el tafkid que se le confió a él está muy definido, las tareas se conocen y se sabe qué es lo que tiene que hacer, los rituales están descritos detalladamente qué hacer y cuándo. Moshe tiene una responsabilidad más general, también él tiene que estar al pendiente de Aharon (es la cabeza del pueblo), tiene que juzgar al pueblo, dirigirlo en las guerras durante la travesía, caminar delante de él y guiarlos todos los años en el desierto y por si fuera poco escucharlos quejarse por problemas logísticos en una travesía de 40 años por el desierto, 40 años en los que el pueblo tiene que convertirse de un pueblo de esclavos a un pueblo libre para poder heredar y poblar la Tierra de Israel. No está definido nada, la travesía está llena de sorpresas, un pueblo que exige y que es impredecible, así es el trabajo que tienen los líderes en la Tnua, siempre tendrán que enfrentarse a algo nuevo, a algo que su antecesor no se enfrentó, por lo tanto tenemos que saber en qué momento tenemos que pedir ayuda, en que momento dividir el trabajo y hacerlo en equipo.

Exibições: 44

© 2019   Criado por Jayme Fucs Bar.   Ativado por

Badges  |  Relatar um incidente  |  Termos de serviço