JUDAISMO HUMANISTA

O Judaismo Humanista é a pratica da liberdade e dignidade humana

En el corazón del desierto, el Kibutz Revivim crea una incubadora de tecnología, incluyendo las frutas y verduras exóticas como los tomates negros o las berenjenas atigradas, reflejando la tendencia de cambio: la inversión de los kibutzim en la alta tecnología.
"El movimiento de los kibutzim está pasando de la supervivencia al crecimiento", dice Ofir Libstein, vicepresidente de la Asociación de la Industria de los kibutzim. "Queremos contribuir con el Estado de Israel de nuevo, queremos liderar nuevamente. El Movimiento de los kibutzim está despertando y recuperando el orgullo de la posición de liderazgo."
Revivim, un Kibutz del Néguev, es el primero en liderar y formar una incubadora de nuevas empresas.
Otros kibutzim, como Shamir, Ketura (también un kibutz del desierto, que se encuentra al norte de Eilat) y Degania, han invertido en startups individuales, aunque no en incubadoras. Estos kibutzim están recogiendo empresas que tienen productos reales y que se venden a consumidores reales, no venden simplemente ideas-en-un-maletín típico de las incubadoras.
Esta incursión en la alta tecnología no es una súbita puñalada en la oscuridad. Es un intento calculado por los líderes de revitalizar el movimiento de los kibutzim después de 20 años terribles, que

incluyeron grandes deudas lo que involucró una lucha desesperada para alcanzar una reestructuración por la supervivencia.
"La declaración que hacemos no es que la alta tecnología es mejor que la industria de baja tecnología o mejor que la agricultura", dice Udi Orenstein, director general de la Asociación de Industrias de Kibutz y un miembro de Revivim. "Es que Israel es una nación de tecnología y no es razonable que para los kibutzim no tengan alta tecnología."

De los pollitos a los chips
Los Kibutzim han cambiado desde sus primeros días socialistas de ganancias con los cítricos cuando todos los miembros eran iguales, al menos en teoría, y los activos eran compartidos por el bien de la colectividad. Los kibutzim de hoy en día están privatizados, los miembros miran hacia un mejor porvenir, y los pollitos son cambiados por aceleradores para chips.
Hoy en día en Revivim la industria proporciona alrededor del 75% de los ingresos de los kibutz, y algunas empresas del kibutz han crecido y tienen categoría mundial, tal como Netafim, fabricante de sistemas de riego por goteo, o la famosa compañía que realiza productos sustitutos de la carne, Tivall, gran empresa del Kibutz hasta que los miembros la vendieron por cientos de millones de dólares.

Exibições: 50

© 2020   Criado por Jayme Fucs Bar.   Ativado por

Badges  |  Relatar um incidente  |  Termos de serviço