JUDAISMO HUMANISTA

O Judaismo Humanista é a pratica da liberdade e dignidade humana

Claude Lanzmann: Con Sartre y Simone de Beauvoir aprendí el mundo - Fonte EFE, AURORA

Claude Lanzmann: Con Sartre y Simone de Beauvoir aprendí el mundo

Testigo imprescindible del siglo XX, el escritor y cineasta Claude Lanzmann publica ahora en España sus memorias, "La liebre de la Patagonia", una obra "llena de vida" en la que, en tono novelesco, recrea su increíble existencia y su relación con intelectuales como Sartre y Simone Beauvoir.

"Con Sartre y Beauvoir aprendí el mundo. Ellos me enseñaron a pensar", decía hoy Lanzmann al presentar el libro que ha editado Seix Barral y que viene precedido de la excelente acogida que ha tenido en Francia, donde ha figurado durante meses como el más vendido, y en Alemania, donde ha ganado el WeltLiteraturpreis.

Conocido internacionalmente por su documental "Shoah", un estremecedor testimonio de nueve horas sobre el Holocausto, fruto de doce años de trabajo, Lanzmann, que tiene una cierta fama de gruñón, respondió con amabilidad las preguntas que se le hicieron sobre su intensa vida, que comenzó en París en 1925, cuando nació en el seno de una familia judía originaria de Europa del Este.

Fue miembro de la Resistencia con 17 años, estuvo también con los maquis de Auvergne (centro de Francia), dio clases de Filosofía en Berlín después de la guerra y en 1952 entró a formar parte de la revista "Les temps modernes", fundada por Jean Paul Sartre y Simone de Beauvoir, y que Lanzmann dirige desde 1986.

El autor de obras cinematográficas como "Pourquoi Israel", "Tsahal" o "Sobibór" no oculta la admiración que siente hacia Sartre, a quien conoció en 1950, y hacia Beauvoir, con la que mantuvo una relación de pareja durante varios años.

"No eran gente solemne; hablábamos de cualquier tema, incluso de nuestra vida privada. Sartre era muy inteligente y, sobre todo, muy generoso. En las reuniones de 'Les temps modernes' existía un calor comunicativo intenso, se salía de ellas con una gran sensación de plenitud", afirmaba Lanzmann.

Gracias a la autora de "El segundo sexo", Lanzmann descubrió España, "en un momento en el que no era correcto políticamente" viajar a este país, porque "había contradicción entre ser de izquierdas y visitar una dictadura", contaba el autor de "La liebre de la Patagonia".

Con Beauvoir admiró "el cielo, el paisaje y el desierto" de España, y descubrió también las corridas de toros, un espectáculo que le gusta especialmente al escritor francés y por eso no entiende que Cataluña las haya prohibido. "Es una vergüenza", aseguró.

La muerte tiene una presencia relevante en sus memorias, y el primer capítulo, por ejemplo, está dedicado a la pena capital y a las diferentes formas de ejecutarla, porque a Lanzmann, contaba, le asustó desde niño "la última mirada de alguien que está a punto de morir".

Destrucción y muerte hay también a raudales en las nueve horas de "Shoah", en las que, sin adornos y sin fondo musical, se recogen los testimonios de víctimas, verdugos y testigos de los campos de exterminio nazis.

En sus memorias dedica varias páginas a comentar "el mejor cuadro del mundo": "Los fusilamientos del 3 de mayo", de Goya, una obra que ve en el Museo del Prado cada vez que viene a Madrid.

Pero Lanzmann insistió en que su libro "no es un repertorio de horrores", sino que "está lleno de vida, de historias de amor, de sexo". Es una obra "divertida" y, dice, en absoluto es "siniestra".

Acompañado, entre otros, por Juliette Simont, la mujer a la que le ha "dictado" sus memorias, Lanzmann explicó que para el título del libro le influyó uno de los dos viajes que ha hecho a la Patagonia argentina, un lugar que "hace soñar" pero que en principio "no es más que un decorado".

Un día, viajando hacia los glaciares, vio salir "de repente una liebre formidable" y sintió como "una explosión". Lanzmann creyó que la Patagonia y él habían "nacido" de nuevo. Aquello dejó de ser un decorado para convertirse en "algo vivo". EFE

Exibições: 279

Comentar

Você precisa ser um membro de JUDAISMO HUMANISTA para adicionar comentários!

Entrar em JUDAISMO HUMANISTA

Comentário de Marcelo Barzilai em 16 janeiro 2011 às 0:59

Creio que Lanzmann ao admirar o céu, as paisagens e o deserto da Espanha não tenha se apercebido de que o ar que se respira lá é SEFARAD, uma paixão, resultado de uma mistura árabe/israelita que não existe em nenhum outro lugar do mundo.

É por isso que tantos desejam ser Sefaraditas!!!

© 2019   Criado por Jayme Fucs Bar.   Ativado por

Badges  |  Relatar um incidente  |  Termos de serviço