JUDAISMO HUMANISTA

O Judaismo Humanista é a pratica da liberdade e dignidade humana

El Terror Antisemita Sique Vigente - Rajel Hendler


El terror antisemita sigue vigente

Autor: Rajel Hendler

Lamentablemente, otra vez los judíos tienen la culpa. En Alemania, en la R

epública Checa, en Hungría, en Suiza, en Inglaterra, en las universidades; profanan cementerios; judíos son atacados, apedreados, acusados; la crisis económica en general, la crisis bancaria financiera en el mundo entero, especialmente en Europa y Estados Unidos, generan slogans antisemitas. En esa realidad, los neonazis levantan cabeza y desde luego su expresión activa y más elocuente es el anti israelismo
El neonazismo es en esencia el resurgimiento del antisemitismo, derrotado militarmente en la última Guerra Mundial, pero cuyos resabios dañinos siguen aleteando por doquier, envenenan almas y mentes en todas partes y constituyen el caldo de cultivo propicio a su desarrollo con todas sus lamentables consecuencias.
Y desde luego, entre los grandes bancarios y financistas hay muchos judíos, y eso es motivo para los neonazis.
A pesar de haber sido derrotado Hitler y el nazismo y firmado la paz, casi enseguida, años más tarde, ha surgido, en distintas partes del mundo nuevos brotes de ideas y manifestaciones totalitarias, discriminatorias, a las que se ha titulado neonazismo, y una de las primeras muestras de su resurgimiento es el terrorismo y el antisemitismo.
Lamentablemente así se escribe la historia. Traeremos algunas definiciones, formularemos algunas preguntas para meditar.
Las definiciones son el marco más o menos taxativo de los conceptos y las que traeremos a colación aquí en nuestro caso, tienen su elasticidad y sus variantes específicas.
Estado: “Sociedad organizada que tiene como fin principal la realización del Derecho. La sociedad organizada para declarar el Derecho de un modo supremo e inapelable, cumplirlo, en relación con todos los fines de la vida y hacerlo cumplir cuando no se realice voluntariamente”.
Gobierno: “La voluntad del Estado es la ley, y sus agentes son los que hacen las leyes e imponen su observancia. Estos agentes constituyen el Gobierno. Es un grupo de individuos a quienes se ha confiado la responsabilidad de llevar a cabo los fines del Estado”.
Ideología: “Conjunto de ideas, creencias y modo de pensar características de un grupo, nación, casta, profesión, secta religiosa, partido político, etc.
Traje a colación, como introducción didáctica, estas definiciones, que da el diccionario como guía, como marco para llegar a las preguntas. Así como Jean Paul Sartre describe el retrato de un antisemita, yo pregunto a grandes rasgos: ¿cuál es el retrato de un terrorista?
El terrorismo es un tema candente en el mundo entero, de trascendentes y sangrientas consecuencias en nuestro país. Lo estamos viviendo día a día.
¿Qué es el terrorismo como grupo? Como conjunto de personas donde el individuo es un tornillo dentro de la máquina, que cumple ciegamente órdenes, directivas que no se discuten ni analizan.
¿Qué mueve al individuo al integrar este grupo? ¿Es siempre un lavado de cerebro? ¿Es el terrorista un patriota, un héroe, un delincuente, un asesino... o ambas cosas a la vez?
Trataremos de dar alguna explicación a lo que acabamos de preguntar.
Los tres elementos citados: Estado, Gobierno e Ideología, constituyen un organismo político positivo, con objetivos claros de progreso, patriotismo, amor y respeto a los pobladores, etc., etc. Desde luego que hay muchos factores objetivos más, pero para nuestro tema nos limitaremos aquí.
Hablemos de ideología, que sin duda de ella depende el brote terrorista. El diccionario completa la definición diciendo: “Estas ideologías están condicionadas y determinadas por la situación geográfica, climática, por las actividades habituales y por el medio cultural de sus respectivos grupos. No se excluyen mutuamente y aún pueden invadirse recíprocamente”.
Teóricamente. Aquí se concentran los objetivos, los fines de toda nación o Estado donde la meta es educar al pueblo, adultos, jóvenes y niños hacia el bien, el amor a la patria, el respeto al prójimo, progreso social y económico. Desde luego, este es el estado idílico, perfecto. Pero en la práctica, muy frecuentemente, degenera en terrorismo sangriento.
Nosotros lo estamos viviendo. Es una larga cadena que, con altibajos, se torna en nuestra realidad cotidiana. Desde el jardín de infantes, desde la cuna, diría yo, nuestros vecinos infiltran en los niños odio y desprecio hacia nosotros. Los mandan a tirar piedras, habilidad en la que se perfeccionan cada vez más; queman banderas de Israel y se exponen a ser heridos, aún a perder la vida, a constituir la vanguardia de la intifada. Todo eso en lugar de ocupar los bancos de las escuelas.
En los programas de televisión, en los textos escolares, en los sermones de los viernes desde las mezquitas y desde su tierna niñez se nutren de ese odio y se preparan para convertirse en “santos”, según ellos, matando a israelíes y atentando contra soldados judíos; esta es la ilusión, la meta, su realización como patriotas palestinos.
Desde luego que éste no es un fenómeno local solamente, pasa en el mundo entero: atentados terroristas y suicidas, que se inmolan en aras de un fanatismo ciego.
Volvemos a preguntar: ¿qué mueve al individuo a integrar estos grupos? ¿Es sólo un lavado de cerebro?
¿Por qué a medida que avanza la civilización, la ciencia, la técnica, el terrorismo aumenta y se perfecciona?
¿Será que la máquina, la computadora e internet, rebajan el valor de la condición humana?
Me pregunto: ¿qué pasó para que quién fuera un tierno bebé en la cuna, un hermoso niño en el colegio y adolescente después, de pronto esté dispuesto a morir en un atentado suícida y matar indefensos hombres, mujeres y niños?
¿De quién es la responsabilidad, de todos

Exibições: 50

Comentar

Você precisa ser um membro de JUDAISMO HUMANISTA para adicionar comentários!

Entrar em JUDAISMO HUMANISTA

© 2019   Criado por Jayme Fucs Bar.   Ativado por

Badges  |  Relatar um incidente  |  Termos de serviço